Mantener los radiadores. ¿Cómo purgar un radiador?

Ahora que empieza el frío, y que vamos a empezar a utilizar la calefacción, es importante que se revise el sistema de calefacción y que los radiadores queden perfectamente purgados, ¿cómo?

Si los radiadores no calientan bien o hacen ruidos extraños, deben tener burbujas de aire atrapadas en su interior y la fricción producida al paso del líquido, los hace sonar.

Es importante purgar los radiadores e ir rellenando la instalación pues, si no se saca ese aire, el sistema no calentará bien.

-Verifique la presión; antes de empezar, revise la presión del manómetro. Ajuste si fuera necesario, de acuerdo a las instrucciones de su caldera.

Empecemos a purgar:

válvula

válvula

– Ubique un recipiente; antes de empezar a sacar el aire, tenga a mano un recipiente (puede ser una taza). Póngalo justo debajo de la pequeña válvula ubicada en la parte superior del radiador (purgador).

-Abra la válvula; con un destornillador o una llave especial, abra poco a poco la válvula, girándola muy despacio, en el sentido inverso a los punteros del reloj. Gire hasta que empiece a sentir el silbido clásico del aire que escapa del radiador.

– Espere a que gotee; mantenga la válvula suficientemente abierta, hasta que empiece a gotear agua.

– Cierre la válvula girándola en el sentido de las agujas del reloj.

– Repita esta operación las veces necesarias para eliminar las bolsas de aire.

– Revise nuevamente la presión del manómetro y vuelva a hacer los ajustes necesarios, rellenar el circuito según su modelo de caldera.

Reinventa tu Espacio

Anuncios