Trucos para la aplicación de yeso

¿Quieres aplicar yeso a tu pared para corregir una grieta? Solo hay que seguir unos pasos muy simples para conseguir un buen acabado.

En los trabajos de albañilería es fundamental dejar bien una pared para el recubrimiento con pintura y papel pintado. Si quieres dejar lista una pared, uno de los materiales más usados para esto es el yeso. Cuando se compra el yeso, suele encontrarse en polvo y en bolsas de varios tamaños. Este polvo se mezcla con agua cuando se va a utilizar. Hay que tener cuidado porque aunque parezca una tarea simple, la mezcla no se puede endurecer antes de fijarlo en la pared.

¿Qué se necesita para la aplicación de yeso?

Para empezar la tarea de la aplicación de yeso a una pared, debes tener a mano una espátula y una llana. Si no tienes una llana, puedes usar un esparavel. Si hay alguna grieta en la pared que tendría que rellenarse, es fundamental un cincel, una cinta tapajuntas y un martillo. Para hacer la mezcla, se necesita un recipiente de plástico de tamaño normal.

¿Todo listo?

Para preparar bien el yeso, hay que tener en cuenta varias cosas. El yeso ha sido utilizado desde hace siglos para la unión de piezas en la albañilería, sustituyendo al barro. El yeso suele ser utilizado para agarrar y juntar piezas. Hay varios tipos de yeso; los más utilizados son el negro y el blanco. Aunque el primero se llame negro, es de color gris, y tiene un grano más grueso que se utiliza para dar una primera capa a la pared. En cambio, el yeso blanco, con un grano más menudo, es de color blanco y isrve para dar el toque final de la pared.

Paso a paso.

1) Vierte en el recipiente la cantidad de agua indicada en el envase sin llenarlo, dejando espacio para mezclarla con el yeso.

2) Espolvorea el yeso en el recipiente con la mano o con ayuda de una espátula. Espárcelo bien por todo el agua hasta que se absorba todo. Así se previenen los grumos.

3) Cuando a se haya añadido el yeso suficiente, sigue espolvoreando hasta que veas que todo el producto está empapado. Se puede formar una especie de isla, no te preocupes por esto.

4) Deja la mezcla reposar unos minutos hasta que veas que la masa ya tiene consistencia pastosa. Cuando esto ocurra, empieza a remover. El yeso se puede utilizar hasta que se empiece a endurecer.

Después de mezclar el agua y el yeso en polvo, es hora de aplicarlo a la pared. Las herramientas mencionadas anteriormente como la paleta y la llana, suelen utilizarse al mismo tiempo cuando se aplica a la pared. En la llana se coge la pasta, repartiéndola poco a poco con la paleta si hay que cubrir agujeros. Si hay que aplicar un adorno a la pared la paleta recoge la pasta sobre la llana y con esta misma se suele extender.

Después de aplicar el yeso a la pared, es posible aplicar otras coberturas para no dejar un acabado liso.

Si necesitas ayuda o tienes alguna duda, contacta con nosotros!

Reinventa tu Espacio

Anuncios