La mejor forma de calentar una casa

Esta vez os vamos a dar unos trucos sobre como calentar vuestro hogar, y en nuestro próximo número lo que es casi más importante e imprescindible, como mantener ese calor dentro del hogar.
El truco más tradicional y sencillo es calentar nuestra casa con los típicos radiadores de bloques que funcionan con agua caliente, la calera calienta un depósito de agua que pasa por nuestros radiadores calentando el metal y este el ambiente.

Un sistema muy similar aunque dicen más eficaz es el de suelo radiante, que funciona igual aunque en vez de calentar los bloques se calientan unos tubos que van por debajo del pavimento, calentando este y este calentando el ambiente por convección, debajo de estos tubos se ha de poner un material que repela el calor para expulsarlo hacia arriba y no perder calor hacia abajo, tenemos que tener en cuenta que el aire caliente tiende a subir y el aire frío a bajar por eso suelo radiante debe usarse solamente para calor, mientras que para frio debemos usar techo frío que es el mismo sistema de agua y tubos pero con agua fría y por el techo claro está. Ahora para ahorrar energía y dinero lo que se hace es calentar el máximo de agua posible con placas solares que se instalan en el tejado.

Si nuestro hogar es muy antiguo y no precisa de sistema de calefacción tradicional o de suelo radiante una muy buena solución es utilizar radiadores eléctricos-portátiles que funcionan igual pero calentando resistencias eléctricas, lo subo que tienen es que al ser portátiles podemos colocarles en las habitaciones o salas a las que vallamos a dar más uso así no perderemos calorías innecesarias en lugares aislados de la casa.

Otros sistemas más raros pero que dan una sensación muy cálida de hogar es tener chimenea, ningún calor será nunca tan agradable como el de una hoguera.

Toda info en: www.reinventatuespacio.com

Si quieres contactar con nosotros puedes enviarnos un correo a: clientes@reinventatuespacio.com

Anuncios

Mantener los radiadores. ¿Cómo purgar un radiador?

Ahora que empieza el frío, y que vamos a empezar a utilizar la calefacción, es importante que se revise el sistema de calefacción y que los radiadores queden perfectamente purgados, ¿cómo?

Si los radiadores no calientan bien o hacen ruidos extraños, deben tener burbujas de aire atrapadas en su interior y la fricción producida al paso del líquido, los hace sonar.

Es importante purgar los radiadores e ir rellenando la instalación pues, si no se saca ese aire, el sistema no calentará bien.

-Verifique la presión; antes de empezar, revise la presión del manómetro. Ajuste si fuera necesario, de acuerdo a las instrucciones de su caldera.

Empecemos a purgar:

válvula

válvula

– Ubique un recipiente; antes de empezar a sacar el aire, tenga a mano un recipiente (puede ser una taza). Póngalo justo debajo de la pequeña válvula ubicada en la parte superior del radiador (purgador).

-Abra la válvula; con un destornillador o una llave especial, abra poco a poco la válvula, girándola muy despacio, en el sentido inverso a los punteros del reloj. Gire hasta que empiece a sentir el silbido clásico del aire que escapa del radiador.

– Espere a que gotee; mantenga la válvula suficientemente abierta, hasta que empiece a gotear agua.

– Cierre la válvula girándola en el sentido de las agujas del reloj.

– Repita esta operación las veces necesarias para eliminar las bolsas de aire.

– Revise nuevamente la presión del manómetro y vuelva a hacer los ajustes necesarios, rellenar el circuito según su modelo de caldera.

Reinventa tu Espacio