Trucos para ahorrar energía en casa

Cada día somos más los que nos preocupamos por el ahorro de energía y para que podáis ser muchos más, os enseñamos algunos sencillos trucos:

Si pones la calefacción y tienes chimenea es igual que tener una ventana abierta, se pierden muchísimas calorías, puedes tapar el tiro de la chimenea con algo un trozo de cartón o madera, notarás la diferencia.

Si pintamos nuestra casa con colores blancos o de tonos claros no perderemos la luminosidad que se refleja en estos, pero que si que absorben colores más oscuros. Ahorrarás en electricidad.

Si las bombillas de casa están dentro de una lámpara de espejos necesitaríamos menos bombillas para conseguir la misma luminosidad y así ahorrar en electricidad.

La implantación de paneles solares provoca un ahorro energético en relación con la superficie de ellos que coloques asique cuantos más tengas mayor ahorro 😉

Recuerda que todos estos truquillos son para un ahorro económico personal y un mejor desarrollo de nuestro planeta asi que ÚSALOS!!

Si tienes cualquier duda, llámanos al numero 91-314 35 45 o rellena nuestro formulario de contacto.

Reinventa tu Espacio

¿El precio es importante en mi reforma?

“El precio no es lo más importante”, esta frase se repite en muchas ocasiones cuando queremos realizar la reforma de nuestra casa, pero la realidad nos dice que al final, lo que más prima en la mayoría de los casos es “El Precio final con la suma de todas las partidas”, es decir, lo que pone en la última hoja en el total, lo que más se mira para tomar una decisión, ¿por qué ocurre esto?

Desde luego que el precio es algo importante, pero si para tomar la de decisión de compra de otros productos miramos otras características, ¿por qué en esto no?.

Por ejemplo, cuando queremos comprar un coche, ¿qué miramos y por qué?:

Cuando vamos a comprar un coche prestamos mucha atención a varios aspectos; el modelo de coche, la seguridad, la potencia, el motor, las prestaciones, el consumo, etc…, y por supuesto, siempre con un presupuesto inicial. Pero una vez que lo tememos más o menos claro, el precio pasa a un “segundo plano”, y ¿por qué?, por varias razones; “paso muchas horas al volante y tengo que ir seguro y cómodo”, “llevo a mi familia dentro”, “la calidad es muy importante”, “el taller es bueno”, “tiene que pasar menos revisiones”, “el mantenimiento”, etc…

Entonces, ¿Por qué no hacemos lo mismo en la reforma de nuestra casa?, teniendo en cuenta que es el sitio donde más tiempo pasamos, al que más esfuerzo económico dedicamos, el lugar donde vive nuestra familia, donde pasamos más ratos de ocio, y además según las estadísticas, a lo largo de nuestra vida únicamente hacemos 1 o 2 reformas…,

Y el problema es que en una reforma el precio “sí que va ligado a la calidad”; Es distinto un material a otro, las empresas que tienen empleados en regla pagan como mínimo un 35% más por empleado, para poder tener garantía se tiene que pedir factura (+16%), la fontanería y electricidad requieren de profesionales cualificados y con título porque nos lo exige la legislación, las calderas de gas tienen que ser instaladores autorizados… y además SOMOS LOS PROMOTORES DE LA OBRA, es decir, somos los responsables, tenemos que pedir las licencias de obra, la empresa tiene que tener seguro de Responsabilidad Civil, etc…

Al igual que con el coche, partimos de un presupuesto inicial, la decisión no se debe basar en el precio, si no en las garantías, asesoramiento, experiencia…, y desde Reinventa tu Espacio queremos asesorarte.

Y ahora, ¿es importante el precio de una reforma?