Obtención del certificado de eficiencia energética

Anteriormente os explicamos que a partir de 2013 se le exigirá a nuestro edificio un certificado de eficiencia energético, hoy os enseñaremos a obtenerlo.

Lo primero es que el certificado ha de emitirlo un técnico cualificado y habilitado para la realización de proyectos de edificación o instalaciones térmicas.

Hace dos años el ministerio de industria convoco un concurso en para llevar a cabo el proceso, fue adjudicado al consorcio formado por el centro nacional de energías renovables (cener) y la empresa pública “miyabi” que ya dispone de un programa informático adaptado para la obtención del certificado de eficiencia energética.

Miguel Ángel Pascual Buisán, director de la ute miyabi-cener ha explicado que el programa informático analiza la envolvente del edificio, los cerramientos, la iluminación, el bombeo, la generación térmica y la ventilación, con ello mide la eficiencia de un edificio y su consumo.

Existen ya empresas con un programa informático similar para que las viviendas en venta o alquiler puedan utilizarlo de referencia.

El arquitecto y especialista energético Luis Martí  ya elabora los informes necesarios para obtener el certificado, aunque cree que la demanda se ampliara ya que de momento solo se ha centrado en ayuntamientos y comunidades de vecinos quienes querían reducir su factura en consumo energético.

Imagen

El problema para el arrendatario o vendedor de la vivienda es el coste del certificado, que tendrá dos tipos de gastos:

1-      El mero hecho de obtener el certificado ya supondrá un gasto aun no estipulado ya que eso se irá viendo según la oferta y la demanda pero se estima que más o menos serán 250€ para una vivienda de 100m² fijándonos en precios de otros países como Italia.

2-      Si el propietario saca una nota de mala valoración estará obligado a tomar medidas para mejorar la eficiencia de su vivienda.

Los problemas que destacaran en que la mayoría de los edificios construidos antes del 2007 obtendrán una mala puntuación, por lo tanto los propietarios deberán hacer obras para mejorar la eficiencia, una vivienda tipo “A” tendrá un consumo inferior del 20% o 30% respecto a una “C” o “D” por lo que a partir de 5 años ya se amortizara el gasto de la inversión.

La buena noticia para quien compre o alquile es que se hará una estimación de sus facturas energéticas que es un factor importante a la hora de decantarte entre comprar o alquilar una vivienda u otra ya que aunque una vivienda sea algo mas cara a la larga puede ahorrar dinero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: